jueves, 4 de diciembre de 2008

Módulo 2. Lectura 2. CLASIFICACIÓN DE LAS COMPETENCIAS

Módulo 2. Lectura 2
CLASIFICACIÓN DE LAS COMPETENCIAS

No existe una clasificación única para nombrar a las competencias, se agrupan de diferentes maneras según los enfoques de la EBNC aceptados en los países, incluso latinoamericanos, en que se está desarrollando este movimiento educativo; no existiendo aún una convención general que nos permita la unificación de criterios al respecto. Los autores de esta obra, impulsados por la necesidad de una clasificación que nos permita estructurar los currícula requeridos para la reforma educativa que se pretende en México, han retomado de los diferentes países y autores sus interpretaciones y proponen la clasificación mostrada en la figura fig. 1, conformando así una propuesta de estructura curricular en base a normas de competencia.




































COMPETENCIAS CLAVE

En la estructura propuesta en la fig. 1, las competencias clave son las competencias que anteceden obligatoriamente tanto a las competencias académicas, como a las competencias laborales. Retomando el nombre de la clasificación australiana, incluimos en este grupo a las que en Estados Unidos se denominan SCANS y algunos autores mexicanos nombran a algunas de ellas competencias genéricas. Ver. Fig. 2.























Fig. 2.- Descripción de las Competencias Clave




La característica común de estas competencias clave es que son transferibles a todas las áreas del conocimiento; se aplican en todas las disciplinas y permiten el desarrollo de habilidades superiores o más complejas, no se debería pretender enseñarlas como materias o asignaturas independientes y deben ser parte fundamental del currículum. La enseñanza de estas competencias, requiere que formen parte de las prácticas corrientes del aprendizaje de todas y cada una de las disciplinas.

En términos generales, podemos definir a las competencias clave como la capacidad fundamental que un individuo debe tener para cumplir una tarea dada, a un nivel de ejecución o dominio que los ciudadanos requieren para funcionar adecuadamente en la sociedad donde se desenvuelven, tanto en el aspecto laboral como educativo y social.


COMPETENCIAS ACADÉMICAS

A diferencia de las competencias clave que son transdisciplinarias, las competencias académicas están referidas a las disciplinas, y por lo tanto a los saberes. Tradicionalmente ha habido conformismo con el hecho de que los alumnos puedan contestar preguntas, en las cuales se explora la retención del conocimiento declarativo actual (hechos, cifras, nombres, datos, formulas, definiciones); sin embargo, casi no se ha atendido a la enseñanza de qué hacer con estos saberes, cómo convertirlos en conocimientos no solo declarativos, sino también procedimentales y socio-afectivos; generalmente se supone que esto ocurrirá automáticamente. La propuesta para resolver esta problemática sería la de ligar los saberes con las situaciones de estudio, vida y trabajo en el mundo real. No es suficiente la elaboración y la revisión continua de las listas temáticas de las asignaturas, es necesario el planteamiento metodológico de cómo los temas se relacionarán con las necesidades planteadas por el mundo real, para entenderlo y para actuar en él de manera eficiente y con calidad; es decir, contextualizar la información para que adquiera el significado que permite construir y transferir o aplicar el conocimiento.

El perfil de competencias académicas que requieren actualmente los futuros “ciudadanos productores” no puede seguir supeditado solamente a las demandas de la educación superior o a las de los mercados de trabajo, que hasta ahora han sido más supuestas que reales. Cualquiera de ellas distorsiona y restringe las posibilidades de la escuela frente a los grandes objetivos que le corresponde ahora cumplir y los grandes retos que se le presentan. Algunos autores proponen las competencias académicas básicas mostradas en la Fig. 3.




















Fig. 3.- Descripción de las Competencias Académicas.
COMPETENCIAS LABORALES

En términos generales, se entiende por competencia laboral la capacidad de un individuo para aplicar sus conocimientos, habilidades y destrezas en el desempeño de una función productiva. En otras palabras, es la manifestación de un saber (conocimiento) y de un saber hacer (habilidades y destrezas) una tarea laboral.

Con base en esta concepción, la competencia laboral como unidad de estudio no es un comportamiento exclusivo de un puesto de trabajo o de una ocupación, sino que puede ser transferible a grupos comunes de ocupaciones o a situaciones y condiciones similares de trabajo. Las competencias laborales incluyen a las que algunos teóricos de la educación denominan competencias tecnológicas. Ver Fig. 4.


COMPETENCIAS LABORALES

a) Competencias Básicas

Relacionadas con las competencias clave:
cognoscitivas, comunicacionales y lógico -
numéricas.

b) Competencias Genéricas

Relacionadas con las competencias clave:
informacionales e interpersonales.

c) Competencias Específicas
Relacionadas con las Competencias Académicas (principalmente las científicas)
Clasificadas en 12 áreas productivas:

1. Agropecuaria y agroindustrial.
2. Extracción y beneficio.
3. Construcción.
4. Tecnología mecánica, eléctrica y electrónica.
5. Telecomunicaciones.
6. Manufactura.
7. transporte.
8. Ventas de bienes y servicios.
9. Servicios de finanzas, gestión y soporte
administrativo.
10. Salud y protección social.
11. Comunicación social.
12. Desarrollo y extensión del conocimiento.


Fig. 4.- Descripción de las Competencias Laborales